Bombas de Calor Industriales
Print

Bombas de Calor Industriales

Los compresores de tornillo Vilter están revolucionando la industria de proceso de alimentos con la reutilización del calor proveniente de un sistema de refrigeración y convertirlo en agua caliente, reduciendo o eliminando de este modo la necesidad de combustibles fósiles. 

En muy pocos años, la tecnología de las bombas de calor industriales cambiarán de manera fundamental la utilización de la energía en la industria de procesamiento de alimentos.  Únase a la cada vez más extensa lista de los principales procesadores de alimentos que están usando esta revolucionaria innovación en tecnología de compresores de tornillo para aplicaciones en bombas de calor industriales y refrigeración industrial. 

 

   Video de Bomba de Calor

 

Pérdida de calor

El calor proveniente de los productos alimenticios, de equipo, de personal, del aire acondicionado del edificio, de las adiciones térmicas e infiltraciones. Despues, los condensadores rechazan este calor absorbido a temperaturas ambiente de 24°C (75ºF) a 35 ºC (95ºF).

Al mismo tiempo, se calienta agua que estaba a 13 ºC (55 ºF) a temperaturas de 63 ºC (145 ºF) hasta 91ºC (195ºF) o más a través de la combustión y consumo de combustibles fósiles para tareas de limpieza, escaldado y cocina. Desde los inicios de la refrigeración industrial en la década de 1860, los procesadores han recorrido, con respecto de la energía, dos opuestos dentro de los límites de sus instalaciones: el de la energía térmica generada a través de la refrigeración y el de la energía térmica generada a través de combustibles fósiles.

Innovaciones

Existe una relación entre presión y temperatura, de manera tal que la presión aumenta a medida que aumenta la temperatura.  Con la refrigeración por amoníaco, los rangos de presión y temperatura se encuentran entre 5 psia/-51ºC (-60°F) hasta 195 psia/35ºC (95°F). La tecnología de doble tornillo funciona de manera aceptable a nivel general dentro de este rango, aunque las limitaciones de diseño inherentes a la carga de rodamientos restringen el funcionamiento de los compresores de doble tornillo fuera de este rango.

El diseño fundamental de los compresores de tornillo Vilter no se limita a estas presiones y temperaturas.  Las fuerzas equilibradas internamente del compresor de tornillo Vilter le permiten funcionar a presiones y presiones diferenciales sustancialmente superiores que el compresor de doble tornillo.  Los compresores de tornillo Vilter se han usado con regularidad en una variedad de aplicaciones de alta velocidad, incluyendo la compresión de gas natural de 400 psia hasta 825 psia, como en desecho de vertederos para proyectos energéticos y actualmente su uso está especificado para aplicaciones industriales, como por ejemplo el procesamiento de alimentos y bebidas y calefacción centralizada.

Calor renovado

Aplicados como bombas de calor industriales, los compresores de tornillo Vilter capturan el calor que absorbe la refrigeración y lo transfieren al agua para tareas de calentamiento provechosas, a temperaturas de 91 ºC (195 ºF) o más.  Los compresores de tornillo renuevan el uso de la energía térmica extraída a partir de la refrigeración y compensan el consumo de combustibles fósiles en la producción de agua caliente.

La tecnología de bombas de calor industriales de tornillo ofrece a los procesadores la capacidad de reducir sustancialmente sus costos operativos totales y el costo total de propiedad.  El período de recuperación simple es de 1 a 3 años y los usuarios pueden obtener grandes beneficios financieros, contribuyendo a su vez con el cuidado del planeta como agentes ambientales.

Refrigeración fácil

Los compresores de tornillo Vilter cuentan con avances tecnológicos tan notables que los mismos atributos de diseño que posibilitan su funcionamiento en aplicaciones de bombas de calor de alta presión son los mismos que permiten que Vilter pueda ofrecer este compresor con una garantía de rodamientos de 15 años si se lo usa en tareas de refrigeración que casi no requieran esfuerzo.   Muchos compresores de tornillo Vilter funcionan de manera continua, más allá de los 15 años, con sus rodamientos originales, generando a sus propietarios un ahorro significativo en costos de reconstrucción a lo largo de la vida de los compresores.