Solución de Problemas
Print

Solución de Problemas

    Excesivo retorno de refrigerante líquido

    Es el resultado del líquido refrigerante que regresa al compresor durante el ciclo de funcionamiento. El aceite se diluye con el refrigerante hasta el punto en que no puede lubricar adecuadamente las superficies de carga.

    El líquido lava el aceite de los pistones y los cilindros durante la carrera de succión, lo que hace que estos se desgasten durante la carrera de compresión.

    El líquido diluye el aceite del cárter, y el aceite con refrigerante se bombeará a las varillas y los cojinetes a través del cigüeñal. Cuando el refrigerante se evapore, no quedará suficiente aceite para lubricar los cojinetes que están más alejados de la bomba de aceite de manera adecuada. Los cojinetes centrales y posteriores pueden atascarse o desgastarse tanto como para que el rotor caiga y se arrastre sobre el estator, lo que causará un cortocircuito.

    Qué buscar:

    • Compresores refrigerados por aire
      • Pistones y cilindros desgastados
      • Ninguna evidencia de sobrecalentamiento
    • Compresores refrigerados por refrigerante
      • Cojinetes centrales y posteriores desgastados o atascados
      • Rotor que se arrastra, estator en cortocircuito
      • Cigüeñal progresivamente marcado
      • Varillas desgastadas o rotas

    Corrección:

    • Mantener el sobrecalentamiento apropiado del evaporador y el compresor.
    • Corregir condiciones de carga anormalmente bajas.
    • Colocar acumuladores para detener el retorno descontrolado de líquidos.

    Arranques inundados

    Son el resultado de la migración del vapor del refrigerante al aceite del cárter durante el ciclo de apagado. Cuando el compresor arranca, el aceite diluido no puede lubricar adecuadamente la superficie de carga del cigüeñal y causa un desgaste o un patrón de atascamiento errático.

    Qué buscar:

    • Varillas o cojinetes desgastados o marcados
    • Varillas rotas debido al atascamiento
    • Patrón de desgaste errático del cigüeñal

    Corrección:

    • Ubicar el compresor en un ambiente cálido o colocar un bombeo continuo.
    • Revisar el funcionamiento del calentador del cárter.

    Golpe de líquido

    Es el resultado de intentar comprimir refrigerante líquido o aceite en los cilindros. El golpe de líquido es un retorno extremo de refrigerante líquido en los compresores refrigerados por aire y un arranque con severa inundación en los compresores refrigerados por refrigerante.

    Qué buscar:

    • Cañas, varillas o cigüeñal roto
    • Pernos de respaldo flojos o rotos
    • Juntas de culata dañadas

    Corrección:

    • Mantener el sobrecalentamiento apropiado del evaporador y el compresor.
    • Corregir condiciones de carga anormalmente bajas.
    • Colocar acumuladores para detener el retorno descontrolado de líquidos.
    • Ubicar el compresor en un ambiente cálido o colocar un bombeo continuo.

    Alta temperatura de descarga

    Es el resultado de las temperaturas en el cabezal del compresor y los cilindros; se calientan tanto que el aceite pierde su capacidad de lubricar de manera adecuada. Esto causa que los anillos, pistones y cilindros se desgasten y causen fugas, válvulas con pérdidas y desechos de metal en el aceite.

    Qué buscar:

    • Todas las varillas y cojinetes desgastados o marcados
    • Cigüeñal marcado de manera uniforme
    • Varillas rotas debido al atascamiento
    • Poco o nada de aceite en el cárter

    Corrección:

    • Corregir condiciones de carga anormalmente bajas.
    • Corregir condiciones de alta presión de descarga.
    • Aislar las líneas de succión.
    • Proporcionar enfriamiento adecuado para el compresor.

    Pérdida de aceite

    Es el resultado de falta de aceite suficiente en el cárter para lubricar adecuadamente las superficies de carga. Cuando no hay suficiente flujo de masa de refrigerante en el sistema como para que el aceite regrese al compresor tan rápido como se lo bombea para afuera, habrá un desgaste uniforme de todas las superficies de carga.

    Qué buscar:

    • Todas las varillas y cojinetes desgastados o marcados
    • Cigüeñal marcado de manera uniforme
    • Varillas rotas debido al atascamiento
    • Poco o nada de aceite en el cárter

    Corrección:

    • Revisar el funcionamiento del control de fallas de aceite si fuera aplicable.
    • Revisar la carga de refrigerante del sistema.
    • Corregir condiciones de carga anormalmente bajas o ciclos cortos.
    • Revisar en busca de tamaños de tuberías incorrectos o trampas de aceite.
    • Revisar en busca de descongelamientos inadecuados.